Hideo Baba se marcha de Bandai Namco: repasamos su relación con la saga Tales

Tras muchos años trabajando en Bandai Namco a cargo de la saga Tales of esta mañana la noticia corría como la pólvora: Hideo Baba se marcha de Bandai Namco para trabajar en un nuevo estudio, en el que ejercerá como presidente. Se trata de Studio Istolia, empresa afincada en Tokio y del que ya se conoce el nombre de su primer juego: Project Prelude RuneY hay motivos para el hype porque está siendo financiado por la mismísima Square-Enix.

De momento se desconoce de qué tratará el título, que se encuentra en sus primeras fases de planificación, pero sabemos que Hideo Baba acudió a Square el pasado mes de octubre, tras el lanzamiento japonés de Tales of Berseria.

La marcha de Hideo Baba de Bandai Namco es algo repentino pero no sorprendente. Desgraciadamente, muchos le culpaban de los todos los supuestos fallos de Tales of Zestiria, y, en especial en Japón, los fans fueron totalmente crueles con él.

Pero, ¿quién es exactamente Hideo Baba y qué ha hecho por la saga Tales of? Para remontarnos al inicio de todo habría que irse al año 2001, en el que pasó a formar parte de Namco, aunque tuvo que esperar varios años, hasta el 2005, para ejercer un puesto de importancia en un videojuego de la compañía. Lo hizo como jefe de producción de Death by Degrees, un spin-off de la saga Tekken que no salió del todo bien.

Su suerte cambiaría cuando empezó a trabajar con la saga Tales of, y es que fue el director del remake Tales of Destiny para PS2, una de las entregas más queridas de la saga allí en Japón. El remake cosechó críticas sobresalientes por el país del sol naciente. Así, teníamos a Hideo Baba empezando por todo lo alto en sus principios con la saga, por lo que su ascenso y larga relación con la franquicia era algo esperable, y trabajó desde entonces en numerosos juegos de la saga como productor: Tales of Innocence, Tales of Hearts, Tales of the World: Radiant Mythology 2, Tales of VS, Tales of Graces… También trabajó para muchos otros títulos de la saga con cargos menores, como Tales of Vesperia o Tales of Symphonia: Dawn of the New World.

Y no solo eso, sino que Hideo Baba fue uno de los máximos impulsores de la saga fuera de las fronteras japonesas a partir de Tales of Xillia, videojuego que marcaría un antes y un después en el tratamiento de occidente en los planes de Bandai Namco. Hasta entonces las entregas de la saga que nos llegaban eran escasas, y la mayoría en completo inglés. A partir de Tales of Xillia y gracias en gran parte a Hideo Baba, esa mentalidad cambió y occidente comenzó a recibir entregas de la saga a un ritmo constante y encima traducidos a cinco idiomas.

Por si fuera poco, Hideo Baba se ha pateado Norteamérica, Europa y algunos países de Asia para promocionar los juegos de la saga, con un acercamiento a los fans nunca antes visto por las divisiones occidentales de Bandai Namco. Los fans occidentales le debemos muchísimo a este hombre. Como anécdota, deciros que cuando vino a España a promocionar Tales of Xillia, le regalamos una camiseta, que se puso al momento y estuvo todo el día firmando con la camiseta puesta. Detallazo.

Por desgracia, a la vez que la popularidad de la saga en occidente aumentaba, en Japón decrecía a un ritmo muy rápido. Tales of Xillia vendió bastante bien, pero ya hubo un gran grupo de fans nipones que hablaban mal de él, cosa que se notó con Tales of Xillia 2, que no logró alcanzar el objetivo de ventas que le impuso Bandai Namco. Y luego llegó la gota que colmó el baso para el productor: Tales of Zestiria, el último juego del que se encargó personalmente. Desde su lanzamiento se sucedieron las críticas por parte de los fans: empezó con el hecho de que Alisha fuera un personaje secundario más que una protagonista, le siguió el bochorno del DLC protagonizado precisamente por Alisha, y mientras tanto el juego se ganó una fama nefasta en Japón.

Desde entonces el papel de Hideo en la saga se había visto relegado a un segundo plano, puede que por control de daños por parte de la compañía, y es que poner su nombre como uno de los responsables de Tales of Berseria no le hubiera hecho bien, por ello no fue productor del título, cargo que ocupó Yasuhiro Fukaya. Aun así, el japonés siguió trabajando para la saga hasta, al menos, el lanzamiento japonés de Tales of Berseria.

Una lástima que el final de Hideo Baba con la saga Tales of haya tenido que ser así después de numerosos éxitos y años con una dedicación como pocos han demostrado. Desde aquí le mandamos un saludo y muchísima suerte en su nueva andadura con su estudio, estaremos atentos de con qué videojuego nos sorprende.

Deja un Kureaaaaaa!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.